sábado, 11 de mayo de 2024

Un poema: No sabe el tiempo

 .










No sabe el tiempo

que es tiempo y no una rosa,

que no puede morir ni ser cristal

al que la luz desmaya,

ni sílaba que duda

 

en la bóveda sangre del crepúsculo,

en el encaje urgente que en el aire

de mayo traman los vencejos

—era tarde y el patio—

he sentido su ruina y su victoria

 

sentí que me miraba,

que sus ojos, dos orillas de azares,

ignoraban pasados y futuros


sospeché, casi noche,

que nunca dice la palabra nunca.


                                         

(Ilustración: Gregorio Sabariegos)



4 comentarios:

a dijo...

El tiempo, que no sabe de días ni de filosofía es, una vez más, motivo de inspiración poética. Quizá, con él, la lumbre del cielo. Muchas gracias, Francisco Caro, por compartir estos bellísimos versos.
Isabel F. Bernaldo de Quirós

Anónimo dijo...

Pues sí que es hermoso, la verdad.

fcaro dijo...

Gracias, Isabel, por tu lectura atenta y tu cariño. No somos nada para el tiempo, si es que el tiempo existe y no es una creación nuestra.

fcaro dijo...

Gracias, Paco. Dicen que la poesía está para nombrar lo indecible.