miércoles, 7 de octubre de 2015

El buen poema escrito



Tres son las condiciones
previas –nos explicaba 
el Maestro– que pueden acercaros
al buen poema

una hacerlo en papel que no
conozca el equilibrio, dos que sepa
la tinta que lo escribe
de los desasosiegos
y tres que vuestro humor
no se encuentre a la misma
distancia de las cuatro
rutinas de los puntos cardinales.

En caso de lograrlo,
haced que permanezca
un tiempo con vosotros, sólo
secreto a dos y solitario.
                            (Aunque
si algún día de urgencias
decidís el papel y hacerlo viento,
no os extrañe
si el buen poema escrito 
permanece secreto, sigue oculto
a la vista de todos, entre miles y miles
solitario). 


(De Locus Poetarum)