domingo, 3 de noviembre de 2013

Poema: Hoja de almanaque

(Leído en el dorso de la hoja 
del 3 de noviembre)



Si decides
acudir al combate,
recuerda las dos
únicas normas que lo rigen:
a)
la forma en poesía
también es fondo
b)
escribe para nadie.

12 comentarios:

La Solateras dijo...

¡Que dos verdades más grandes!

fcaro dijo...

Ay, Ana. es una de las cosas que más clara tengo. No existe poesía sin lenguaje poético, ya lo dice nuestro común Marquina: la poesía es una forma de lenguaje. Yo así lo creo. Lo último, la propuesta b) es un arma y un deseo. Habla de la total libertad. Yo no lo he conseguido.

Ana Garrido Padilla dijo...

"Escribir para nadie", para el juicio de nadie, entiendo. Traducir sólo la propia realidad sin ataduras ni servidumbres.

Y vivir para contarlo.

Un abrazo, carísimo.

fcaro dijo...

Exacto Ana Garrido, buena lectora. Mi tendencia a la economía oscurece el texto, pero siempre hay ojos.

Leopoldo Espínola dijo...

Me encanta tu almanaque, Paco, y que tú nos traigas sus notas. Nota que tomo y me llevo a mis apuntes, a mi mesa, a ver qué se puede hacer... Pero lo veo muy difícil. Un abrazo.

fcaro dijo...

Leo, es muy interesante, a veces trae biografías, otras oraciones, efemérides, chistes... Pero de vez en cuando se atreve con alguna de estas sentencias poéticas. Procuraré compartirlas. Un abrazo

Laura Gómez Recas dijo...

No puedo estar más de acuerdo.
Las normas son esas y, si a eso se le añade el duende, que dicen los gitanos, eso que no se ve, pero se siente, estaremos ante la forma de comunicación más sofisticada y eficaz.
Un beso.
Laura

Nines Díaz Molinero dijo...

Certeras reglas si se decide acudir al combate, Paco.

Un abrazo.

fcaro dijo...

Puede que haya otras, Laura, pero para mí estas son las dos más eficaces.

fcaro dijo...

Exacto Nines, si se decide acudir al verdadero combate con la poesía. Otra cosa son las distracciones.

Anónimo dijo...

Entonces el poeta
ridículo se vio
con el calzón
de boxeador ante el papel
tan blanco.

fcaro dijo...

El poeta ridículo se calza pantalón largo de boxeador para escribir. Los otros no. Los otros entienden el combate. Hay poetas para todo y espejos para todos. Seguro. Y papeles. Gracias.