domingo, 24 de noviembre de 2013

. Hablar / Tratar

No es lo mismo el asunto 
del cual se habla
que la verdad
de aquello que tratamos.

Dicho con otras formas:
no importa de qué asunto
hable el poema,
ni el espacio o la causa,
ni siquiera los modos con que acude,
la sinrazón, los días,
su irónico decir o su tristeza

el buen poema sólo
trata de poesía.

12 comentarios:

JOSÉ LUIS MORANTE dijo...

Querido Paco, el buen poema es un jardín cerrado al que pocas veces tenemos acceso; la mayor parte de las veces nos quedamos merodeando, perdidos entre las palabras.
Un fuerte abrazo y mis mejores deseos de amistad y poesía.

Manuel dijo...

Quizá por eso, querido amigo, hay tanto poema malo, inútil, ilegible. Quizá porque nació sin asunto y sin verdad y se le dio un punto y final arbitrario, por eso, más por "rematarlo" que por acabar.

Un abrazo

Ana Garrido Padilla dijo...

La poesía tiene siempre la última palabra.

Un abrazo, carísimo.

fcaro dijo...

Querido José Luis, Cuerpo, jardín cerrado. Término muy querido, ya sabes, por Emilio Prados. El buen poema también busca agotarse, extenderse y explicarse en si mismo. Para sí.

fcaro dijo...

Quizás por eso Manuel. Es necesario que el poema participe de la poesía si no quiere ser inútil como tal.
Mi abrazo.

fcaro dijo...

La poesía se hace con palabras, pero no son las palabras, Ana.

Amando García Nuño dijo...

Lo cual, probablemente, tampoco importa mucho...
Abrazos, siempre

Rosa dijo...

Porque sin poesía, el poema no existe y ese es el fracaso de algunos textos escritos desde el sentimiento, empeñados en ser poemas. Un beso mi querido poeta amigo

fcaro dijo...

Depende Amando. Depende de la intención de uno al acercarse.
Un abrazo, amigo.

fcaro dijo...

Rosa, tu comentario, me pilla leyendo algo de José Luis Martín sobre Julia Uceda, te copio este fragmento que creo que nos contesta:

Distingue Julia Uceda entre los escritores de versos y los poetas. El trabajo de los primeros solo requiere “dominar determinada información técnica y temática y algo de buen oído a fin de no romper el ritmo del idioma”; buscan la precisión y la claridad, la destreza expositiva. Pero la poesía, se escriba o no en verso, “es oficio más complejo”; se trataría de la memoria “de algo conocido en otra forma de vida y recordado por el alma”, “de un sexto sentido que trasciende experiencias objetivas que le vienen al poeta de lugares remotos”.

La Solateras dijo...

Creo que en esto no hay dogmas, si acaso hay opiniones. La mía es que el poeta escribe su propia emoción, que puede ser distinta a la que despierta en quien la lee. Pero si el lector experimenta una sacudida, hay poesía.

fcaro dijo...

Ana, la emoción provocada es uno de los criterios, y tal vez de los más válidos, para identificar la poesía en el poema. Bien sea sentimental o intelectual. La poesía como vía de conocimiento, de trasmisión del conocimiento. Alguna que conozco lo sabe y lo practica.