martes, 7 de enero de 2014

Petición de auxilio para comenzar


Para mi sorpresa, al realizar el crucigrama de El País (todavía, perdón) del dos de enero, encontré esta propuesta para completar el Verticales 4 (seis letras). Creo que compartiréis mi asombro. Me fue imposible completarlo. Jamás había hallado tal divagación. En un principio admití gallina, pensando en Lorca, pero tiene siete. Lo dejé, quedando en mí la preocupación. ¿Alguien puede ayudar?   



VERTICALES 4 .Se llama así a una de las intenciones y de la tentaciones presentes en el lenguaje poético, aquella que propone alcanzar la mayor extensión y variedad de los significados empleando para ello la menor cantidad de palabras. Aclaración: el lenguaje poético viene abocado a la concisión, y es en la manera como este argumento se trate y/o se consiga donde hallará el poema su tensión y al mismo tiempo sus soluciones de claridad y belleza. Sin duda que el poeta consciente tiende al equilibrio entre ambos extremos. La evidencia y la oscuridad acechan constantemente -desde fronteras distintas- la labor del poeta, de los poetas. Es conflicto antiguo que atañe a la creación, tanto individual como colectiva, ya que todo poema busca ser compartido. Son conocidas por todos las controversias, a veces violentas, entre aquellos que añaden o quitan peso a uno u otro platillo de la balanza que mide la antítesis luz-sombra. Una balanza para cuyo fiel no hay sosiego. Y es bueno que nunca se detenga, que no halle centro. Digamos que hay un punto en común, convenido: el poema no debe decirlo todo, pero cuánto de silencio decidido y cuánto de expresión explícita son necesarios para que uno y otra se potencien, para que el poema participe, en la medida que sea, de ese absoluto al que llaman poesía. (Seis letras).  

8 comentarios:

Edith Checa dijo...

¿Es una broma?

Ricardo Lamelas Frías dijo...

¿Mesura? Sorprendente sí, pero muy bonito. Feliz este enero

fcaro dijo...

Es una manera de decir las cosas, Edith. Un juego.

fcaro dijo...

Mesura como música y como medida. Veré si cabe. Cumple las condiciones. Gracias por la oferta, Ricardo.
Buen año.

Alfredo J. Ramos dijo...

Me parece que una respuesta adecuada puede ser «arqueo», aunque la palabra (que la RAE tiene en trance de corrección en la primera de sus acepciones) ha de entenderse como la acción de tensar el arco para disparar la flecha de modo que alcance o al menos sugiera el blanco. Hay una cita de JAV que lo explica muy bien, pero la dejaré (si acaso) para otro crucigrama. Me gustan estos juegos, Una abrazo, don Paco, con deseos de año bueno.

fcaro dijo...

Casi en la diana, Alfredo. Ese punto exacto de fuerza contenida que necesita el arquero. Su esfuerzo está sometido a un fin. Añade la compostura del gesto, la búsqueda de la curva perfecta. El hecho de someter la física a la imaginación.
Casi cabe en el verticales cuatro.

Alfredo J. Ramos dijo...

Bueno, quien dio en la diana, me parece, fue Valente (a él me refería), cuando escribió: «El hemisferio del arquero en posición de tiro es la mitad visible de la esfera completa que la flecha aún inmóvil ya engendrado». No deja de ser curioso que, por motivos diversos, venga a recordar esta frase (que contiene algo así como una poética zen) cuando comienza el año. Ya me ha ocurrido otras veces.

fcaro dijo...

Zen, sufí, misticismo. La tensión de la quietud aspira al conocimiento. Un vía cierta, Alfredo, hacia la poesía.