lunes, 10 de octubre de 2016

Carta a JAG

 
¿Qué haces, me pregunto, diecisiete
años después
–años que han ido
metódicos, furiosos, quemándonos a todos–
volviendo a tus papeles,
los de tantos? ¿qué haces releyendo?

¿Piensas que aún,
y entre los automóviles,
talud sobre el asfalto,
sigue tu cuerpo, tu miseria?
¿que no hay otras maneras de escribirse?

Recuerda que el dolor nunca es antiguo
y que sigue extendiéndose,
que no es ajeno,
porque somos nosotros

que otras gentes procuran
hoy también, sí, también, decirse:
simplemente decirse,
sin que a su voz perturbe ni distraiga
que es nueva la violencia,
y el escenario del dolor es nuevo.

Mas lo que extraño,
hoy por entonces, es que no queden,
José Agustín,
pobres que pidan
en las esquinas pan a los poetas. 

                                                           (De Locus Poetarum)