martes, 28 de julio de 2015

Tres años sin Vicente Martín





Un día como hoy de 2012, mediada la tarde y en su pueblo último, Torrejón de la Calzada, despedimos el cuerpo del poeta Vicente Martín, del amigo Vicente Martín. Sigue en nuestro recuerdo y en el de todos aquellos que lo conocieron y conocieron su obra. Sirva este poema suyo para renovarnos.



¿A quién se le ocurrió este cielo azul
sin una nube,
esta luz en las calles cuando acecha la noche
y es mirarte un prodigio?

Algún día
te escribiré un poema en que no hable de fuentes ni de pájaros
y sólo huela a ti y a este fulgor
de claridad primera que nace si te nombro.

No temeré a la noche
mientras nazcan las sombras del fondo de los mares,
la noche es humedad, sudor de cuerpos,
paraninfo al que acuden los filósofos tristes
rezumando lujuria,
pero la noche, amiga, también es el refugio
de un amor imposible y sólo éste,
el amor imposible,
se hace eterno,
ama sin esperar, no desfallece
y no sabe de rutas que lleven al olvido.

¿Será este tipo de amor del que me habla
esta bóveda azul
sin una nube?