martes, 21 de octubre de 2014

Jaikús de Pepe, el poeta no-vato*


Exclusiva en blogs

    Según últimas noticias: entre los papeles póstumos del fondo del gran Basho, que poco a poco se van dando a saber por el grupo de expertos que los examina (entre 9 y 12 de la noche), ha aparecido esta sorprendente retahíla de jaikús que trae en jaque a los estudiosos. Ha supuesto un giro de 360 grados, o la mitad, en lo que se entendía como estructuras fundamentales del jaikús clásico. Asonantes, se hallan tan faltos de Naturaleza como sobrados de actualidad. Y sobre todo, el gran Basho, o quien fuera que fuese, deja en ellos traslucir una cierta sorna carnicera que lo aleja del espectador neutral que se le suponía. También revela que le embargaba una inquietud sobre la turbamulta poética parecida a la que mostró Tomé de Burguillos, su casi contemporáneo, Tan lejos y tan cercanos.
    Por supuesto, todo está bajo sospecha y se advierte sobre la posibilidad de fraude. Mientras la luz les mantendrá siempre informados.  Mientras tanto, helos aquí


Piensa el no-vato
que escribir es quedarse
algo preñado.

Porque desea
que su tripa se note,
lee a cualquiera.

Alguien le dice:
Pare pronto los versos,
papel te piden.

De cuentas sale
y busca comadronas
editoriales.

Pregunta, insiste,
mas no halla quien por poca
plata le edite.
Al fin consigue
un parto (baratito
por las narices).

¿Respira el texto?
¿Esta vez no contiene
poemas muertos?

Presentaciones,
el no-vato libera
mil emociones.

Después paseos
por salones, tertulias:
¡Venid, que leo!

Posa risueño
con poetas y se hace
fotos con ellos.

Está feliz,
mas la depre post-parto
le roe al fin.

Porque sospecha
que ha editado y resulta
que no hay quien lea.

Vate no-vato,
ignora que la tinta
no viste al santo.

Porque el primero
tuvo pocos lectores
se atreve a un premio.

Pero se entera
un amigo y le avisa 
con esta esquela


Verdad y clara:
LA POESÍA, Pepe,
hállala o calla.




*Aclaración necesaria: Ante las dudas de los transcriptores sobre si el término exacto era poeta no-nato o poeta no-vate. hemos preferido la forma de síntesis poeta no-vato, que aúna ambas y al tiempo las despoja de agresividad.