miércoles, 27 de enero de 2010

El poeta Vicente Martín reconocido por sus paisanos

.

El jueves 20 de enero se hizo en Torrejón de la Calzada un acto de justicia. No son habituales tales gestos, pero los hay. Allí reside desde hace más de 20 años un abulense llamado Vicente Martín Martín. Hombre que ha dado sus años al menester de la docencia, quiero decir a ser maestro, a enseñar, que ha dedicado parte de su actividad al Ayuntamiento de su pueblo, pero que desde hace poco, demasiado poco, ha decidido dejarse atrapar por algo que le venía persiguiendo con saña y que no es otra cosa que el noble oficio de organizar palabras, oficio para el que mostrado una habilidad poco común, lo realiza con tanta precisión y tal belleza que es imprescindible llamarle poeta.

Vicente Martín es poeta. Mucha gente en España lo sabe. Muchos lectores de España y América lo saben. Y es que Vicente Martín, codirector del foro PoesíaPura, no duda en lanzar sus poema al huracán de los modos virtuales para que todos, todos, puedan hundirse, ser atrapados por ellos. En ocasiones varias es capaz de organizar esos poemas en libros y es entonces cuando se decide a contrastarlos con otros en los certámenes poéticos de nuestra Iberia. En Torrejón de la Calzada lo saben y saben que sus poemarios ha obtenido más de 20 premios en los últimos cinco años, una cifra difícil de imaginar y que lo ha convertido en referencia. Porque es de justicia, el Ayuntamiento decidió crear hace cuatro años un premio con su nombre para devolver a la poesía tanto como Vicente Martín les ha traído.

Yo sé que él, porque es amigo, valora todos los conseguidos, pero se siente especialmente orgulloso de algunos como el “Nicolás del Hierro” que le permitió conocer a una serie de nuevos amigos, el “Fray Luis de León” que le concedió la Junta de Castilla Y León, su tierra, el “Vicente Núñez” de la Diputación de Córdoba, el “Eladio Cabañero” por la amistad que tuvo con el poeta de Tomelloso y que ha sido editado por Renacimiento, el recientísimo “Federico Muelas” de Cuenca. Aunque yo sé que no se le borrado el regusto del accésit que con su primer libro obtuvo en el premio “Ciudad de Torrevieja”. Todo esto que yo sé lo sabía también el Ayuntamiento de Torrejón de la Calzada, nombre que ha paseado con orgullo por toda España, y el acto de justicia consistió en reconocer públicamente su valía en un acto cívico en el que se le impuso la primera medalla al Mérito Cultural.

Allí estuve, acompañándolo, como estuvo Nicolás del Hierro, mi paisano, y otros muchos poetas.

Este es uno de sus últimos poemas, todavía inédito

EL CORAZÓN MÁS PURO
también ama la sombra algunas veces
y por propio placer busca en el sueño la divina ebriedad
y se comporta
como un sórdido antojo

el corazón más puro es el que nunca
se alimenta de escrúpulos,
el que tiene el antídoto de los nudos gordianos,
el que coge el teléfono y escucha
cómo le hablan de Dios las golondrinas,
el que silba entre dientes,
el que llora de espaldas

y es que os puedo decir que me arrepiento por haberos
causado tanto agobio
y es que os puedo jurar que en circunstancias normales
estaría estrechando vuestras manos
pero el tiempo no pasa inútilmente:

puede que olvide dónde
pero hay
un lugar en el mundo donde algo muy mío
-un corazón muy puro-
se durmió para siempre.

2 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Efectivamente muchos sabemos que Vicente Martín Martín es poeta, y algunos sabemos de su generosidad, de su empeño por alentar a todos lo que lo intentamos, a seguir intentándolo, y ese motor es de una valía incalculable.

Mi abrazo para ambos.

Marian

Jorge Torres Daudet dijo...

Vicente, yo tuve el gusto de conocerte en Libertad 8, ayer.
Un abrazo.