jueves, 16 de abril de 2015

Alter ego: un poema de Sara Castelar

     Vino a Madrid, desde Sevilla, empujada por su nuevo libro El corazón y los helechos. Es poeta de piel y de palabra. Una mujer de génesis. Poeta en curvatura levantada entre mieles y zarzas. Sobre color centeno. Sostuvo extensa -casi una hora- su entrevista con Ana Gorría para decir que vive donde la poesía. Que ella es casa. Que sobre ella el aire escribe. Y la emborrona. Y la deslía. Poeta de lenguaje, preocupada porque la forma, porque el ritmo, potencie los códigos, el entramado de señales y sensaciones comunes que supone un poema. Su libro, El corazón y los helechos, que ha publicado este año La Isla de Siltolá, leído, descifrado por entrevistadora y entrevistada, llevó a la devastación en la sala de Libertad 8, al desvalimiento que produce la belleza declarada, súbita. Valentín Martín, poeta y contrabandista, dijo en voz alta de su capacidad sagaz para hacer compromiso abierto de lo íntimo, para hacer sus poemas receptáculo, cáliz con que beber fragilidades, vientres: ese lugar salvaje donde un corazón brota: y es cerrojo: y puerta y frío: y es helecho.

                    Alter ego

Ella habla un idioma sin apóstrofes, 
se alimenta del negro. vive 
a veces, 
en el sonido angosto del cuchillo 
al penetrar el duelo 
o la ceniza. 
Otras veces la rosa, la maraña 
de insectos 
y el goteo del sol sobre las formas: 
siempre llueve a este lado de la melancolía. 
Muere sin hacer ruido, cuidadosamente 
como mueren los lirios 
y los pájaros tristes, 
con la noche, 
conmigo 
sobre mi lengua extraña, 
molde del corazón 

yo misma

1 comentario:

Eduardo Merino Merchán dijo...

De verdad un libro espléndido, Paco. Además del poema que reproduces son muy recomendables "A veces sucede que vivimos" y algunos fragmentos de "Cartas de amor a un suicida". Un abrazo para ti, Paco y para esta poeta a quien no conocía, de mi tierra.
Eduardo