martes, 15 de diciembre de 2009

Un poema de "Cuaderno de Boccaccio"

.

Sobre el derecho a lo contradictorio


La poesía puede, debe,
alterar el discurso,
pasar de la conciencia a lo real

hachear la verdad, despedazarla,
dejarla sólo caos
e inmaculada

exprimir la abstracción
que hay en lo cotidiano
-y al instante Boccaccio de Certaldo-
anotar sensaciones
percibir el placer del intelecto

la poesía debe, puede,
pasar a la conciencia lo real,
volver de la materia

construir la verdad en sus pedazos
y, despiadadamente,
hacerse orden.

1 comentario:

Jesús Arroyo dijo...

La poesía ¡puede! Eso es lo real.
Saludos