domingo, 7 de octubre de 2018

Un poema: Color que se revela


Para Eusebio Loro, pintor,
tras el 5 de octubre, tras Almagro


Si el mundo es un dolor que se rebela,
color que se revela
en los agudos surcos y en los pardos cartones

si los cuerpos
no saben todavía de alivios o ventanas
y olvidan que son cuerpos para ser
sollozos que trasiegan, mesas duras

si un bebedor los bebe, los mira macilento,
si son un griterío las botellas
y un rostro solitario nos bastara
para guardar la rota
ira cansada de iracundos dueños
 
si es cítrico el mirar, la parsimonia
de unos ojos que no podrán cerrarse
ahítos de la cal, ahítos de la absenta en las paredes

si es acrílico el látigo
que embadurna los lienzos y el perfil de los límites,
si su dolor deviene
azul y tuerca, si con él existieran
colores planos y haces

si el hombre se durmiese en la mujer

si yo lo estoy mirando sobre la multitud y digo
que Eusebio es voz vertida en la masiega
es voz cartel en donde
la angustia de ser otro se refugia porque quiere ser gesto
y trazo vigoroso, y hierba, y yemas,
coraza surreal de las desposesiones
 
si escribiese del lodo, del reguero y la tarde,
del rojo polvo que a la vida excita,
si escuchase
lo que dicta con prisa el hormigón
para no ser trabado ni costumbre en los venidos siglos

si fuéramos auroras, bares, canto
y fuéramos sin tacha sólo aquello
que nos falta por ser:
lo deseos marchitos, por ejemplo,
si el pincel fuera el rastro
de un reptil de conceptos que camina

si una cuerda de signos
que recontó los huesos, nuestros huesos,
y les contó
uno a uno sus grises y sus fríos, si cronopios,
si el dolor, ya en lo humilde, reconoce
la rebelión de Eusebio y las maneras,
si el dolor o el color,
si un aullido y su empeño atravesara
y fuera compañía

ay,
si yo no hubiera visto cuanto vi,
si yo no hubiera,
si yo.

3 comentarios:

Juan Rojo Almagro dijo...

Habrá que ir a ver la exposición. Si es buena, el poema la mejora; si no, el poema la salva. En cualquier caso pocas exposiciones habrán dado ocasión aun poema así.

Unknown dijo...

Precioso poema, que hace justicia a una gran exposición

Diego Clemén dijo...

Magnífico poema. Saludos.