viernes, 2 de febrero de 2018

Un poema: Molino en Checa

Los pájaros furiosos vigilan las olmedas,
los espacios de umbría, la corriente.

El río ya conoce su derrota, veo
pasar por el azud el curso de sus aguas,
su voluntad vencida, su verdín resignado,
lo miro desde
la baranda de piedra en que conviven
los sillares, lo estoico y el tiempo.

Alejado
del trato con los juncos, el temblor
de un aliso se acuna
en los redondos huecos 
y grises de la toba, duerme la luz y yo
escribo bajo chopos, frente a roja 
arenisca y algún dormido sauce.

Mientras pasa el discurso
de las aguas, escribo; escribo como el único
afán del hombre que por mí respira.

El caz ya prevenido,
el río teme,
se agita, entra, sabe
que es la vera del daño, del don
con que se purifica, sabe que pronto
transformará el ingenio su dolor
en círculos de ruido, en manso esfuerzo
con que mover las piedras
fabriles de mi vida.

(Para Sergio Gaspar)


7 comentarios:

Javier Díaz Gil dijo...

Porque somos río y piedras y molino y dolor... Gracias por este poema querido Paco. Es fácil sentirse identificado con tu mirada poética, la comparto plenamente.
Un abrazo grande
Javier

fcaro dijo...

Algo nos une en la mirada, Javier. Lo sentí mientras te escuchaba cantar a la naturaleza chilena en tu espléndido "Regresar a Chile" que es un tesoro. fuerte abrazo, amigo.

Alfredo J Ramos dijo...

(Como estoy en campaña de reivindicacion del espacio “más humano” de los blogs, copio aquí el comentario perpetrado en FB, para que “dure”, si acaso, un poco más. Abrazo, Paco).

Un hermoso y preciso apunte del natural, que concluye •¿cómo si no?• en la interior mirada. Toba, caz y el ingenio que al final acaso le de curso práctico, en la molienda, al discurso meláncolico (suavizo) del Río. Como “derrota” vale también por rumbo, al final el lector sale victorioso del poema: con el botín de la belleza del instante fijado. O algo así.

Javier Díaz Gil dijo...

Muchas gracias, Paco. Me alegra mucho que mis poemas te emocionaran. Compartimos mirada, sin duda, Un abrazo muy grande, amigo.
Javier

mayusta perez dijo...

Otro gran poema...Quiero ser caz. Soy caz. Me gusta ser caz. Ojalá pudiera serlo de tu río. De ti, río. Abrazo

fcaro dijo...

Llevas razón, Alfredo. Sigo apostando por el aire manso de los blogs, aunque este enero haya estado Mientras la luz ocioso. Gracias lectoras.

fcaro dijo...

Mayusta no puede ser caz quien es voz. Aguántate.