viernes, 30 de septiembre de 2016

Poema: Confesión de parte





Porque siempre
-me desarme o me hiera- me hace daño,
no en un escaparate
la verdad con que escribo

causa y razón
de que les prohibiera, tajante,
a mis otros poemas soñar la claridad,
ser transparentes.

Busco para los versos  
la hondura turbia
y la intención velada
por sombras o por malvas celosías

van conmigo
las palabras atajo, y cavo cuando escribo
en ellos curvos túneles, señuelos que confundan
o que intriguen
al lector que pretende.

(Tan sólo,
ellos lo saben,
por pura cobardía, por escapar ileso.)


2 comentarios:

Miguel Ángel Yusta. dijo...

No, no nos confundes, querido Paco. Tus versos-verdad van directos sin freno alguno al corazón, a la cabeza, a lo profundo donde se juntan, sin misterio, sentimientos que nos unen. Pero el camino no es fácil, no debe serlo, para que sea más gratificante...

fcaro dijo...

No siempre, pero los caminos difíciles, suelen ser hermosos. Gracias por recordarlo, Miguel Ángel.