lunes, 3 de septiembre de 2012

No habrá rescate para la poesía



 Fuentes muy bien informadas, voces profundas de La Moncloa, nos han hecho llegar la noticia de que no se negocia con el Eurogrupo ningún rescate para la poesía española. Advierten que el déficit de buena poesía puede ser controlado con nuestros propios medios. Y que Angela Merkel ha dado, de momento, el visto bueno al asunto. Con el desmentido del rescate, los asesores presidenciales han precisado la existencia de un Plan, no impuesto por Europa, que busca eliminar el exceso de ediciones recortando la frenética actividad editora de los poetas. Se pretende así elevar el nivel medio de calidad. No será necesario que el BCE compre restos de ediciones. Tampoco será preciso que los hombres de negro revisen, valoren y decidan sobre las próximas acciones de los poetas. Es algo nuevo, nos han asegurado, y no afectará a tertulias, siempre que sigan con su actual nivel de ingenuidad, penuria y voluntarismo, aunque sí al número y retribuciones de los premios.  

Las fuentes han sido tajantes: “No habrá rescate, el riesgo en la poesía española es menor que en cualquier otra lengua europea, a la vista está. El derroche no está justificado”. Añadiendo después “Somos conscientes del problema heredado y las  reformas darán sus frutos más pronto que tarde". "Si no podemos asegurar el rigor, debemos disminuir los daños”, concluyeron.