miércoles, 20 de junio de 2012

Mercadona


Comprar y ser comprado,
saberlo con certeza,
saberse multitud televisada,
un soldado de ruinas
en el instante en ruinas de la Historia  

un mudo viejo topo, 
manco,
que evita los espejos,
un domado inocente en procesión
recorriendo pasillos

Se cegaron las sábanas mendigas
de los viejos desvanes treintañeros,
territorios en armas, escenarios
donde a veces lograste 
enfrentar a conciencia y existencia.

Mira bien cuánto cuesta,
lo que eliges.

Eres sólo disfraz
empujando el carrito, ¿qué te queda
de los sueños morados? ¿de ser otros?
Tal vez sólo ese gesto
en los día de feria (y en los feisbus)
de poner colgaduras,
desteñidas
banderolas pintadas de carmines,
de púrpuras colores derrotados.

2 comentarios:

Ángel-Isidro dijo...

Hola Fcaro, he visitado tu blog
y leo tu entrada "Mercadodo"
un gran poema, un poema complejo
y de mucho calado. Te felicito!!
Mi afecto y mi saludo
Ángel-Isidro.

htt://elblogdeunpoeta.blogspot.com/

Laura Gómez Recas dijo...

De cómo hacer bello lo cotidiano, no por el ornato inútil, sino por la mirada del que ve más y lo cuenta.
Eso es la poesía.

Un beso,
Laura